EL CENTRO DE KABBALAH

Durante Rosh Hashaná, la realidad física en la cual se hallan los problemas es separada de la realidad espiritual y de esta forma somos separados de la negatividad que hemos creado en el mundo.

El Shofar limpia nuestro “registro de comportamiento” y transforma en virtudes las negatividades escritas en él.

Estas virtudes se incluyen luego en el grupo de consideraciones cósmicas que determinan el guión de nuestra vida para el nuevo año. El pasado y el Presente se vuelven uno, nuestra conciencia es reparada y los juicios son disminuidos por medio del Shofar y las meditaciones kabbalísticas.

— Rav Berg, (Días de Poder).



© 2013 Kabbalah Centre International, Organización sin fines de lucro | Política de Privacidad | Términos de Uso